Rio Gallegos - Santa Cruz. 21 de Septiembre del 2019
  
ECONOMÍA

“El consumidor lamentablemente, está muy confundido”

Así lo expresó el presidente de INDECOM, al ser consultado por TNRG respecto a sus últimas declaraciones, en las que aseguró que la quita del IVA termina abonándola el consumidor, y calificando la medida como “muy mal razonada” y confeccionada “a las disparadas” por parte de la Secretaría de Comercio de la Nación.




TRNG dialogó con Miguel Ángel Calvete, presidente del Instituto de Estudio de Consumo Masivo (INDECOM), quien aseveró que la que la quita del IVA terminaría siendo inflacionaria. Esta premisa la sostuvo indicando que “el Decreto de Necesidad y Urgencia establecido por el Presidente Macri, 72 horas después de las PASO, fue hecho de manera presurosa, más que nada”, respecto a la quita del IVA, “para atenuar el impacto de la inflación, el impacto del dólar, porque el mismo lunes, después de las PASO, ya las grandes compañías comenzaron a hablar, y los mayoristas, que había un aumento del 12 y 18 por ciento, y en el caso de los commodities, más de un 20 por ciento, un 25 por ciento que fácticamente fue lineal a la devaluación. Entonces, el Gobierno, lo que hizo fue una medida para las PYMES y entre esas medidas estableció la quita del IVA”.
En relación a ello, Calvete sostuvo que “desde el INDECOM venimos trabajando, así como muchos legisladores, organizaciones sociales y demás, como asociaciones de consumidores, desde hace algunos años, para ver cómo se puede instrumentar esto y que finalmente no termine siendo una ganancia adicional, una rentabilidad adicional para algunos pícaros de la cadena de comercialización. Ocurre que como esto vino a las disparadas, y con un muy mal razonamiento por parte de la Secretaría de Comercio al presidente Macri, la redacción de ese DNU”, observando que “básicamente hubo una impericia de la Secretaría de Comercio, porque si soy una industria, le vendo a un mayorista, le cobro un 30 por ciento, y éste le vende a un distribuidor, a un 21 por ciento, y a su vez, ese distribuidor le vende a un punto de venta, le cobra un 21 por ciento. Si el DNU habla que el único que puede estar exento del pago es el consumidor, y ese punto de venta que es un almacén, un autoservicio, los supermercados, los supermercados chinos, la despensa del barrio, las cadenas de supermercados, los quioscos, no pueden trasladar el IVA al consumidor final”, entonces “ese 21 por ciento, lo tiene que tomar como un crédito fiscal”, pero para que se convierta en crédito, “realmente, tarda entre 60 y 120 días, para aplicarlo”. Además, prosiguió que se debe tener en cuenta que: “el costo del dinero hoy, en este marco de coyuntura económica pre y post electoral, es de 9 por ciento y es que las tasas solamente están entre 8 y 9 por ciento. Entonces, es ingenuo pensar que el comerciante, e incluso las grandes cadenas de supermercados lo han hecho, no lo vuelquen al valor del producto”, y como resultado de ello: “muchos aumentaron entre 5 y 6 puntos finales, para cubrir ese costo financiero”. En definitiva, el consumidor termina abonando el IVA: “Obviamente, se lo cargan al consumidor”, aseveró.
Recién en el día de ayer, la Secretaría de Comercio expresó Calvete, decidió: “bueno, vamos a hacer que el mayorista y el distribuidor no le cobre el IVA al punto de venta, que es el que le vende al consumidor final, y eso, en el día de ayer se revirtió, pero lo que ocurrió es que el daño ya está hecho, el error se cometió y no va a haber baja de lo que ya se aumentó, generándose una inflación ficticia, por impericia de las autoridades de la Secretaría de Comercio”.
Al ser consultado si existe alguna manera de contrarrestar este error, Miguel Ángel Calvete no dudó en afirmar que “la mejor forma es tomar 1500 productos básicos y desde la raíz, desde el origen del producto inicial de la industria, sacarle el IVA y que toda la cadena quede sin este impuesto, porque estamos en un marco de mucha distorsión de precios”, aclarando el significado de este último concepto: “el mismo producto tiene una diferencia de 25 por ciento, entre un punto y otro, e incluso en las mismas cadenas tiene diferencia de 20 o 15 puntos. Hay una distorsión muy grande de precios, y el consumidor lamentablemente, está muy confundido”.
El presidente del INDECOM clarificó: “podes encontrar un producto con un cartel que dice que tiene cero IVA, pero ese mismo producto tiene un diferencia de 20 puntos, entre un punto de venta y otro, entonces de qué sirve lo que estamos hablando?”
Asimismo, otra de las opciones propuestas sería “hacerlo como reintegro a todos aquellos que estén bancarizado como los jubilados de ANSES, beneficiarios de planes sociales, beneficiarios de AUH, la gente que está bancarizada, y que además estimula, se puede utilizar hasta la tarjeta SUBE, que hay más de 17 millones de tarjetas en el mercado, y reintegrarles el IVA, siempre que se compre de manera bancarizada, estimulando la bancarización. No nos olvidemos que Argentina es un país con menos bancarización de la región, menos que Bolivia, que Uruguay y que Chile, ni que hablar”, añadiendo que “también tenés un 40 por ciento de trabajo informal, y eso atenta contra cualquier medida pseudoimpositiva, o quita de impuestos” Pero advirtió que a las que si se debería quitar los impuestos son “a las PYMES que son el sector de mayor producción, el que mayor cantidad de empleo genera”, siendo el sector más golpeado: “y el que genera el 70 por ciento de trabajo formal, y el trabajo informal, en un 90 por ciento está vinculado a una PYME también”. Señalando que la presión fiscal que afecta a las PYMES “que están en la formalidad, se vuelquen a informalidad”.


Martes, 03 de septiembre de 2019


 
 


Volver

   
   
          Copyright 2018 TNRIOGALLEGOS.COM
          Todos los derechos reservados.
          Desarrollado por ChamigoNet.com.ar
 
 
    Tnriogallegos.com: +54-2966-415838
     Redacción: tnriogallegos@gmail.com
     Publicidad: publicidadtnriogallegos@gmail.com