Rio Gallegos - Santa Cruz. 27 de Septiembre del 2020
CASO GUTIERREZ

A un mes del crimen de Gutiérrez, los acusados tuvieron 17 contradicciones en un careo ante el juez


Desde quién daba las órdenes hasta el momento y el lugar en que el ex secretario de Cristina fue ultimado, o la limpieza de la escena del crimen, Zaeta y Gómez declararon cosas opuestas.




Hace un mes, el 4 de julio, el cuerpo de Fabián Gutiérrez -ex secretario de Cristina Kirchner- fue hallado sin vida, semienterrado y con marcados signos de violencia. El suyo fue un homicidio doblemente agravado por la alevosía, según determinó el juez Carlos Narvarte, que procesó con prisión preventiva a Facundo Zaeta como autor del crimen y a Facundo Gómez y Pedro Monzón como coautores. El caso parecía encaminado, pero un careo entre los acusados exhibió 17 contradicciones sobre las últimas horas de vida de Gutiérrez que se habían insinuado en sus declaraciones. De lo que no hay dudas para la Justicia es que al ex secretario K lo mataron por motivos económicos vinculados a la fortuna que había obtenido "por la corrupción".

En el juzgado de El Calafate Narvarte reunió a dos de los acusados, que no se veían desde la madrugada del 3 de julio, cuando se deshicieron del cuerpo de Fabián Gutiérrez. En sus declaraciones indagatorias, la justicia había detectado contradicciones respeto al rol que cada uno cumplió en la escena del crimen y las horas posteriores: acusaciones cruzadas, descripción de lugares diferentes en la misma propiedad, acciones disímiles, horarios contradictorios.

Las acciones comenzaron el jueves 2 de julio a las 19.30, y el juez estimó que el homicidio se habría cometido antes de las 23. Como habían acordado, el ex secretario de Cristina Kirchner buscó a Facundo Zaeta por su casa en su camioneta Amarok, la misma que horas después sería utilizada para trasladar su cuerpo ya sin vida. Se dirigieron a la vivienda a la que se había mudado hacía tan sólo 24 horas. Es una de las 36 propiedades que la justicia federal determinó que había comprado con dinero ilícito, proveniente de la corrupción.

Ingresaron a la casa de dos plantas. Según dijo el juez, Zaeta ya había “pergeñado el plan”: quería robarle la plata que a su entender Gutiérrez tenía guardada, “dinero de la corrupción” declaró el joven en su indagatoria. Como contó Clarín, un cuaderno de estudio secuestrado tras un allanamiento en su casa, tenía anotaciones del procesamiento por lavado de dinero.

Para que entregase ese supuesto tesoro, el ex secretario de Cristina -sostuvo el juez- recibió golpes en brazos, manos , torso, cabeza y rostro, varias laceraciones, le fracturaron el dedo pulgar izquierdo y le dieron cinco puñaladas en la zona del cuello.

El relato de esos hechos ante la justicia fue contradictorio por parte de los acusados. Narvarte enumeró 17 puntos en los que hubo divergencias. Aquí las más relevantes:

¿Quién empuñó el cuchillo?
Zaeta sostiene que él y Monzón fueron “engañados por Facundo Gómez con la idea de ir a robar y que Gutiérrez tenía millones de dólares. Estoy seguro de que Gómez fue derecho a matar a Gutiérrez y nos usó para cumplir su objetivo”. Fue una de las primeras declaraciones que contrastó el magistrado.

Monzón habló de la violenta noche y cómo había llegado a la casa que pertenecía a Gutiérrez: “ya en la ventana de adelante de la casa con la mano izquierda nos estaba haciendo señas Facundo Zaeta, ya en ese instante, presentaba un arma blanca en su mano un cuchillo, Facundo ya tenía los guantes puestos y un cuchillo en la mano con la cual llevó a romper mosquitero (...) yo le digo no te conozco, no puedo hacer esto por vos”. Según Monzón, al ingresar a la vivienda vio “el cuerpo sin vida de Fabián Gutiérrez más precisamente en el baño. La puerta estaba abierta y él sin vida, en el suelo”. Facundo “nos obligó a bajar el cuerpo y meterlo en la cabaña (...). En el camión, yo estaba sentado adelante con él y Facundo tenía el cuchillo en la palanca de cambio”.

El juez Narvarte les mostró una foto, de una cuchilla que se encuentra siendo peritada. Monzón fue el primero en responder: “Sí, la cuchilla blanca era la que tenía Facundo (Zaeta) en la mano. En seguida, le dieron la palabra a Zaeta: “Yo en ningún momento tenía un cuchillo en la mano. Lo único que hice fue llegar a atar a Gutiérrez y vendarle los ojos en base a lo que propuso Facundo Gómez y te espere a vos y a Facundo." Ninguno de los dos cambió sus dichos.

¿Gutiérrez estaba vivo o muerto?
Zaeta indicó que "Facundo Gómez se hace cargo de la situación: comienza a preguntar distorsionando la voz dónde estaba el dinero, amenazando Gutiérrez con matarlo y Gutiérrez respondía no sé de qué dinero me están hablando. Facundo Gómez le decía dale que yo sé que la tenés a mí no me vas a mentir. Nos conocemos, dónde está la plata".

Monzón había declarado lo contrario. Dijo que el cuerpo sin vida de Fabián Gutiérrez más estaba en el baño: "la puerta estaba abierta y él sin vida". Después agregó que vio el cuerpo golpeado y que había sangre. Monzón dijo que el jefe era Facundo Zaeta. "El nos obligaba, él daba las órdenes."

El juez Narvarte le preguntó a Monzón en el careo por estos dichos. "Yo me mantengo en mi postura". Luego Facundo Zaeta expresó, "yo voy aclarar que cuando llegaron a la casa Fabián Gutiérrez estaba con vida, estaba atado y con los ojos vendados. Eso lo tenés que reconocer. Fabian estaba con vida". Pedro Monzón insistió, "su señoría, yo mantengo mi postura de lo que dije en la primera en la segunda y en la tercera indagatoria. Eso es lo que pasó". Zaeta volvió a contradecirlo "yo mantengo mi postura de que Fabián Gutiérrez estaba atado y vendado pero con vida".

¿Quién subió al primer piso?
Facundo Zaeta reitera que era Gómez quién daba las órdenes. "Le dijo a Monzón que cuide Gutierrez y yo lo acompañe arriba a buscar el dinero". Monzón dijo que no recuerda si Gómez había dado la orden, pero que "Zaeta subió al segundo al segundo piso mientras que Gómez continuaba en la cocina con su celular".

Las palabras cruzadas continuaron durante el careo. Zaeta le dijo "Pedro, vos te tenés que acordar que estábamos arriba con Gómez y vos estabas con Gutiérrez abajo que estaba vivo eso Gómez ya lo declaró, así que no tenés que seguir mintiendo". Ambos mantuvieron su postura.

¿Gutiérrez escapó o no?
Zaeta había contado que estaban "arriba y que escucharon un grito, en el cual Monzón decía que se le había escapado. Regresamos a la planta baja y Gutiérrez efectivamente se había escapado y escondido en el baño". Sin avalar estas palabras, Monzón se defendió y en el careo dijo: "en el momento en que yo entré a la casa el cuerpo ya estaba en el baño. Estaba recostado no se movía". Una vez más, los dos mantuvieron sus posturas antagónicas.

Durante unos minutos Zaeta y Monzón se cruzaron en el careo. "Pedro, mirame a los ojos: vos te quedaste con Fabián abajo estaba atado y vendado y te quedaste cuidándolo". Monzón reiteró que mantenía su postura, mientras el otro joven volvió a confrontarlo: "vos acordate que en otra declaración dijiste que Fabián estaba con vida. Esto te va a jugar en contra más adelante, ya no hay nada más que esconder". Pedro Monzón añadió: "quiero aclarar, Facundo Zaeta, yo te vi cuando lo estabas asfixiando a Gutiérrez. El cuerpo estaba sin vida ahí en el baño. Creo que estabas actuando por frialdad, por bronca, no sé qué pensar".

¿Gutiérrez rompió la puerta del baño?
Se analizó si efectivamente Gutiérrez estuvo o no en el baño para protegerse de sus agresores. Zaeta dijo, "Facundo Gómez tira la puerta abajo y Gutiérrez cayó al piso logrando abrir la puerta". Monzón dijo que eso ocurrió antes de que ellos lleguen a la vivienda, "quizás se quiso proteger de algo de Facundo Zaeta, pero yo no presencié ni vi que en algún momento la puerta se rompiera".

Los golpes al ex secretario K
Las preguntas luego se centraron en la violencia ejercida sobre el ex secretario. Para Zaeta, "Monzón y Gómez lo golpearon varias veces en el cuerpo, y lo redujeron". Pero nuevamente todo fue negado por Monzón, quien dijo que eso "no ocurrió en ningún momento. "Fue a Facundo Zaeta a quién visualice todo el tiempo. A Facundo Gómez yo no lo vi, y no le pegué en ningún momento". Pero añadió: "recuerdo que cuando el cuerpo estaba en el piso fuera del espacio del baño, ahí fue cuando Facundo Gómez con una piedra en la cabeza lo golpeó a Fabián Gutiérrez". Cuando se le preguntó por los demás golpes que tenía en el cuerpo el ex secretario privado de Cristina Kirchner, dijo que "Zaeta con una escoba con la parte de la cabeza le pegaba en la cabeza y en la cara", y negó todo el tiempo haber golpeado a Gutiérrez.

Zaeta le salió al cruce y le dijo, "primero decís que no lo viste a Gómez y que después Gómez le pegaba con una piedra en la cabeza y otra persona que le pega con una escoba qué sentido tiene decir eso. Quiero aclarar que vos y Gómez le pegaron, yo le pegué a Gutiérrez lo até y lo reduje, le vendé los ojos, estaba con vida. Decí la verdad, vos y Gómez le siguieron pegando. Gómez le pegó un piedrazo y después lo asfixian. Acá no tenés que mentir, acordate cómo fueron las cosas".

¿Quién torturó a Gutiérrez?
Centrado en la tortura que sufrió Gutiérrez se planteó que Zaeta había señalado a Gómez como el responsable de darle varias veces en la cabeza a "Fabián con una piedra casi hasta reventársela. No tranquilo con eso, agarró la soga, se la pasó alrededor del cuello y empezó". Monzón dijo que el que lo estaba haciendo era Zaeta, y que el cuerpo "no estaba vivo, no se movía".

El traslado del cuerpo
Las siguientes preguntas apuntaron al traslado del cuerpo ya sin vida de Fabián Gutiérrez, y quién dio la orden de llevarse el televisor, el equipo de música y otros elementos de la casa del ex secretario. Monzón dijo que él y su amigo Facundo Gómez actuaron bajo las amenazas de Zaeta, que además tenía un cuchillo y que los obligó a cargar el cuerpo y subirlo a la camioneta Amarok. Monzón dijo que Zaeta agarró la alfombra para envolver el cuerpo y que estaba actuando con demasiada frialdad. Zaeta dijo que "el cuerpo lo cargamos los tres a la camioneta por órdenes de Gómez. Un cuerpo de 90 kilos no podés hacerlo sólo". Cada uno mantuvo su postura.

¿Qué pasó en la camioneta?
Otra contradicción en las declaraciones ocurrió respecto al momento en el que los tres jóvenes acusados por el crimen se separaron. Zaeta dijo que Gómez se fue y los dejó solos a él y a Monzón en la camioneta con el cuerpo de Gutiérrez. Monzón insistió en que actuaba bajo amenaza de Zaeta, que tenía un cuchillo con él en la camioneta, y que se dirigieron a la cabaña. Ambos discutieron durante el careo sobre quién era el dueño de la cabaña, Zaeta le dijo que él tenía la llave porque se la había dado Gómez, pero que la casa no le pertenecía sino que era de Gómez.

Los dólares, una llamada y la limpieza de la escena del crimen
Facundo Zaeta dijo que junto al cuerpo habían dejado 90.000 pesos, algo que Monzón negó, porque dijo que nunca había visto plata. Luego, Zaeta dijo que a su entender Monzón le tenía miedo a Gómez, "por eso declaró todo lo que dijo y mintió. Quiso salvar a Gómez echándome la culpa a mí". Monzón tomó enseguida la palabra: "No le tengo miedo a Gómez".

Zaeta dijo que al otro día del asesinato de Gutiérrez llamó por teléfono entre las 12 y las 13 a Facundo Gómez, y le dijo que se juntaran. También contacto a Monzón, y éste le respondió "estoy yendo a juntarme con Facu Gómez para disimular". Pero Monzón negó que Zaeta se haya comunicado con él. Dijo que él se despertó a las 11 de la mañana, y que tenía un mensaje de Zaeta en Instagram y que el tardó en contestarle y que le puso que todo andaba bien".

Zaeta y Monzón se cruzaron respecto a cómo Zaeta -que tiene 19 años- había podido reducir a Gutiérrez, una persona de 90 kilos. Entonces el supuesto coautor del crimen dijo que no sabía cómo Zaeta había podido hacerlo: "le puso algo en la bebida", declaró. Zaeta había dicho que como él practicaba boxeo le pegó dos golpes en la mandíbula a Gutiérrez.

Respecto a la limpieza de la escena del crimen, Zaeta había dicho que fue Gómez quien lo dejó solo junto a Monzón con el cuerpo para que limpien la casa, pero Monzón señaló que ellos no fueron los encargados de limpiar el lugar y que no sabe quién lo hizo.

Al concluir el careo ante el juez Narvarte, los dos acusados no se despidieron y cada uno regresó a su respectiva celda. Ahora la justicia espera que las distintas pericias logren echar luz sobre los hechos ocurridos hace un mes en El Calafate. (Fuente: Clarin)


Martes, 04 de agosto de 2020


 
 


Volver

   
   
          Copyright 2018 TNRIOGALLEGOS.COM
          Todos los derechos reservados.
          Desarrollado por ChamigoNet.com.ar
 
 
    Tnriogallegos.com: +54-2966-415838
     Redacción: tnriogallegos@gmail.com
     Publicidad: publicidadtnriogallegos@gmail.com