Rio Gallegos - Santa Cruz. 11 de Agosto del 2022
JUDICIALES

¿Cuáles fueron los cinco elementos que se usaron para imputar a Águila?


La Dra. Marta Dávila, representante del ex policía de la provincia de Santa Cruz, Fernando Águila, solicitó la absolución de su defendido. En sus alegatos hizo hincapié en los cincos elementos que tomó en cuenta la jueza de instrucción para imputar a Águila, los mismos que utilizó la fiscalía para mantener la acusación y solicitar la pena de 10 años.




El viernes, se reanudó la audiencia en la cual Fernando Águila, ex policía de la provincia de Santa Cruz, y Fabián Villegas, portero de un colegio, son juzgados por asaltar a Colque, comerciante, el 19 de julio del 2019. En esa jornada, los jueces provinciales escucharon los alegatos del fiscal Iván Saldivia, de la Dra. Marta Dávila y del Dr. Botic.

Fundamentos de Dávila

Marta Dávila, representante de Águila, expuso en sus alegatos que la base de este proceso, como cualquier otro, se inició con un auto procesamiento de prisión preventiva y enumeró los elementos que se tuvieron en cuenta para ello.

La letrada, además, señaló que fueron cinco las circunstancias que se tomaron en cuenta para imputar a Águila en este grave proceso, y resaltó que se debió tomar en cuenta la fecha en que se realizó la prisión preventiva que tiene como fecha el 09/ 08/ 19, es decir, que dentro de los diez días hábiles en el que se indagó a su defendido y luego se lo indagó dos días después de su detención, es decir que el Tribunal tuvo en cuenta para el auto solamente las primeras pruebas incorporadas en ese proceso.

¿Cuáles son los cinco elementos que tomó la jueza de Instrucción?

Dávila, expuso que el primer elemento que se tomó en cuenta para la acusación fue que Águila estaba en Güer Aike el 18/07/19 cuando pasó Colque, víctima, con su mochila. Es cierto que Águila estaba en Güer Aike, pero, también estaban cinco gendarmes, Cali, policía, lo que se determinó con las informaciones suministrada por la Policía de quienes estaban o no en la zona de Güer Aike ese día:

Para Dávila, decir que ese elemento es un indicio, si bien coincide con la descripción de los fallos a los que hizo referencia el fiscal en sus alegatos, donde dice que los indicios deben excluir toda duda, que no tienen que ser contradictorios y que tiene que comprobarse con una prueba directa, para ella es una circunstancia, solicitándole a los jueces, en el caso que no coincidan con ella, lo expliquen en la sentencia.

Pero, además aclaró, que su defendido no tomó fotos de esa mochila, fue Cali, policía, quien reconoció que sacó la foto, no solo de la mochila sino del documento de Colque y las subió a un grupo de WhatsApp que es integrado por quince personas que tuvieron esa información por la noche del 18: “Si contamos todas las personas que esa noche estaban en Güer Aike estamos hablando de un total de 25 personas que estaban en conocimiento que Colque tenía en su poder una mochila con mucho dinero” y cuestionó que la Policía: “Nunca investigó si algunas de esas personas suministraron esa información a otras y se podría decir que habría otras 50 personas que sabían que Colque tenía ese dinero”. Y se preguntó: ¿Esto es un indicio qué no genera ninguna duda?

Dávila en su exposición, manifestó: “Cali afirmó que Águila no le ordenó que tomará esa foto, lo hizo por modus propios, qué hace Águila, informa inmediatamente telefónicamente a Giménez, su superior. Argumentando que el problema fue que el superior de Águila no informó la novedad a sus superiores. Para la letrada esta circunstancia no puede ser tomada como indicio.

Segundo elemento

La segunda circunstancia fue que una de las personas que descendió de la camioneta el 19/07/19, en la calle Maipú a las 9:28 horas, era Águila, que es lo que dijo oficialmente la oficial Pérez y que repitió el Fiscal, eran dos personas de sexo masculino las cuales coincidían físicamente con Águila y Villegas.

Ante esta circunstancia, la letrada le preguntó a Pérez, cómo hicieron para determinar qué era Águila, a lo que la oficial respondió que fue en función a la descripción que las víctimas aportaron. La Dra., agregó que en las secuencias fotográficas se puede determinar que Águila no era una de las personas que ingreso al Complejo Habitacional de calle Maipú, el día del hecho.

En este marco, aseguró que hubo otros elementos a los que el fiscal no se refirió y adujo que cuando declaró el comisario Álvarez, de la DDI, le pregunto ¿Sí además de las fotos del día 25 de julio del 2019, anterior a esa fecha en las filmaciones fue visto Águila en ese departamento? El comisario contestó: “Con un rotundo no” y es por ello que les pidió a los jueces que escuchen las declaraciones que realizó Álvarez.

Para Dávila, el comisario, además, dijo una cosa muy importante y “es que no puede hacer una identificación fehaciente con las imágenes de las filmaciones” y es por ello que les pidió a los jueces que para fundamentar sus argumentos en la sentencia observen las imágenes para ver si ellos pueden decir que la persona que bajó de la camioneta era Águila, ya que para ella es una conjetura, y no un indicio, porque es dudoso, y “es el fiscal quien dijo que los indicio deben excluir toda duda” y nuevamente se preguntó: ¿Estamos en condiciones de decir que Águila era una de esas personas?

Pero, además, Dávila señaló que una de las graves falencias que hubo en el proceso fue el no acompañamiento de una medida que solicitó cuando tomó la defensa, sobre una pericia antropométrica para determinar la altura de la camioneta, del portón, ya que entiende que se podía haber determinado las alturas de las personas de manera casi exacta.

Este informe hubiera brindado que altura tenían las dos personas que salieron del predio Maipú, porque Águila es 8 centímetro más alto que Villegas. Haciendo hincapié que Villegas era una de las personas, porque reconoció que participó en el hecho, pero no se sabe quién era la otra persona.

Dávila fue contundente al decir que esa pericia no se pudo realizar por: “La ineficiencia que se demostró en este proceso que tuvo tanto la DDI como la Comisaría Tercera”. Y le preguntó a la Fiscalía sí ese elemento que tomó para su acusación ¿No es dudoso?

Tercer elemento

“Águila cometió el robo con Villegas, previo a una coordinación”, lo dijo el fiscal, a lo que Dávila se preguntó ¿De qué forma se conecta Águila con Villegas? Y mencionó una prueba que el fiscal: “no menciono nunca y es el estudio de los celulares de los imputados, a Águila se le secuestró un solo celular, en los CD se observa del análisis que entre los contactos no figura Villegas y en el celular N ° 2 que es de Villegas, Águila no figura en sus contactos, es decir en ninguno de los celulares figura el contacto entre los imputados. Por lo que consideró que “el fiscal afirmó un hecho, hay que probarlo, pero la realidad es que no hay prueba absoluta de esa coordinación entre ambos”.

Cuarto elemento

Otra de las circunstancias que se utilizaron para acusar al ex policía, fue que sus huellas estaban en una botella de Dr. Lemon, que fue secuestrada el 25 de julio, en la casa de Maipú: “Es correcto, sus huellas estaban en esa botella y se sabe fehacientemente que esas huellas eran de él, porque Águila y Villegas contaron que antes de ir a buscar el rodado al San Benito, bebieron una botella de Dr. Lemon, a lo que la letrada se preguntó: ¿Podemos tomar esto cómo un indicio de culpabilidad en un hecho de esta gravedad?

Para Dávila tanto la fiscalía como la policía tenían que demostrar la presencia de Águila el día 19, no su presencia el día 25 de julio y no lo hicieron, como tampoco investigaron con qué persona se vinculó Villegas.

Quinto elemento

El fiscal fundamento su alegato, expresando que Águila era policía y tenía acceso a un arma 9 mm, cuando en el juzgado se determinó tras un informe de la Policía que jamás se le dio un arma reglamentaria a Águila, pero a Cali sí: “No estoy insinuando que Cali acompañaba a Villegas, pero estoy diciendo que esos son indicios muchos más importantes que los mencionados por el Fiscal para vincular a una persona, entonces la sospecha es que sí hubo un personal policial involucrado en el hecho y no fue Águila”, sentenció.

Tras exponer por más de una hora, Dávila, solicitó la absolución de Águila y fue tajante al indicar: “A qué pruebas concretas se refirió el fiscal, si fueron todos supuestos indicios”, asegurando: “Indicios que acabo de echar por tierra” y disparó contra el accionar del fiscal de instrucción quien “no presentó ni una sola prueba”.





Domingo, 27 de marzo de 2022


 
 


Volver

   
   
          Copyright 2018 TNRIOGALLEGOS.COM
          Todos los derechos reservados.
          Desarrollado por ChamigoNet.com.ar
 
 
    Tnriogallegos.com: +54-2966-415838
     Redacción: tnriogallegos@gmail.com
     Publicidad: publicidadtnriogallegos@gmail.com