Rio Gallegos - Santa Cruz. 1 de Junio del 2023
RIO GALLEGOS

Los defensores de Sofía Ávila solicitaron el sobreseimiento de su defendida

Este viernes, los doctores Mariana Barbitta y Emilio Gutierrez presentaron un nuevo escrito que fue agregado a la causa del crimen de Juan Manuel Padrón, en donde explican en qué se basan para solicitar la suspensión del procedimiento judicial ante la falta de pruebas.



El equipo de letrados defensores solicitó a la justicia , se valore las pruebas presentadas y se dicte el sobreseimiento, basándose en “el estado en el que ella –Sofía Ávila- se encontraba en ese momento, también acreditado en las pericias, las cuales a su vez han arribado a la conclusión de que Sofía se encontraba en un estado de inconciencia relativa, no es excluyente de que ella haya reaccionado de forma defensiva, pues el instinto de supervivencia y de defensa prima en cualquier estado mental, más aún si en casos de violencia de género, donde el riesgo y el peligro se encuentra presente de forma permanente.
En el cuerpo de este escrito, se revelan situaciones límites que vivió la joven imputada y los excesos de la víctima:
“…Juan Manuel se empezó a mostrar cómo era: un borracho. El consumo de alcohol empezó a ser diario, me incitaba a beber con él, pero yo no aguantaba llegar al estado de embriaguez que alcanzaba él, yo no estaba acostumbrada a vivir así. En esas ocasiones, después de pasar la noche divirtiéndonos, yo caía “muerta” en la cama y me dormía rápidamente, ahí es cuando empezaron a aparecer los abusos sexuales. Al principio los dejaba pasar, los minimizaba, pero llegó un momento en que se empezó a hacer costumbre. Recuerdo que era normal tener infecciones por estos abusos anales/vaginales, y no me dejaba de doler, sufría tanto que no podía dormir
del dolor, entonces su mamá Marta empezó a darme “Alplax” para dormir…”
“…Cada vez me daba más pastillas o me las metía en los tragos, hasta llegar al punto de terminar acostada, tirada en la cama, sin sentir, dopada. Funcionaba para no sentir dolor, cada vez me daba más pastillas. A él le gustaba cuando yo perdía el conocimiento, a medida que me daba pastillas iba probando que tan consciente estaba. Cuando empezábamos “con una cervecita” en el almuerzo, esto seguía por la tarde, me daba pastillas mezcladas con alcohol. Cuando yo me despertaba al día siguiente, mi casa era un caos, la cama estaba corrida, sus dedos estaban marcados en mis brazos con moretones, yo vestida con ropa de cama y mis partes íntimas adoloridas. Así fue aumentando todo, a él le gustaba eso, decía que con las pastillas yo estaba en su “misma sintonía” …”
“…También me usaba para obtener dinero con otros hombres. Me incitaba a salir con ellos diciendo que yo podía sacarles mucha plata, tenía que seducirlos para que me dieran dinero, y él se reía de ellos, me decía: “este viejo tiene plata, chamuyalo, yo te llevo a su casa, pero que no se enamoren, mirá que me pongo celoso…”
“…Usaba mi plata, mi casa, mi auto, me violaba y me obligaba a prostituirme...”
Vivencias similares , en donde se refleja el mundo violento en el que estaba sumergida la pareja, se suman a este escrito, así como lo ocurrido el día en el que Juan Manuel Padrón perdió trágicamente la vida.


Viernes, 4 de marzo de 2022


 
 


Volver

   
   
          Copyright 2018 TNRIOGALLEGOS.COM
          Todos los derechos reservados.
          Desarrollado por ChamigoNet.com.ar
 
 
    Tnriogallegos.com: +54-2966-415838
     Redacción: tnriogallegos@gmail.com
     Publicidad: publicidadtnriogallegos@gmail.com